Categorías
Uncategorized

¿Atenida o Emprendedora?

¡EMPRENDEDORA SOY!

Hola colegas publicadores, aquí con otro post de esos tipo realistas, pero que muchos no lo quieren ver o no lo aceptan porque así como hay mujeres también lo he visto en hombres, pero más en la de mismo género.
Desde que nacemos hasta cierta edad de nuestras vidas somos criados por nuestros padres, de ellos depende nuestra educación, formación, porque somos responsabilidad de nuestros padres.

En lo personal, nunca me he sentido atenida de nadie, primero de mis padres fui atendida por ellos, porque era su deber como mis padres, por lo menos a mi papá, una figura algo estricta, correcta, quiso para sus hijos los que sus padres por ser personas de bajo nivel educativo, no le pudieron ofrecer más, sin embargo de todos mis tíos, hermanos de mi papá, solo tres incluyéndolo a él, de 6 que eran, fueron profesionales, mi papá Maestro de Aula, que llego a ser Supervisor.

Él siempre decía esto: ”Quién no quiera estudiar, tendrá que hacer algo, porque aquí no quiero flojos ni vagos”, sin embargo somos 5 hermanos y 4 somos profesionales, uno solo no quiso continuar estudios, pero es trabajador, de su trabajo vive y mantiene su familia.

Pero hablando de mí, empecé a trabajar desde los 18 años, ya pase de ser de dependiente de mis padres a ser independiente, pero vivía con ellos, lo que también aportaba algo a la casa, sin exigencias de ellos, pero si de mi cuenta, lo mío era pagar el recibo del servicio telefónico, porque quien más hacia uso de eso era yo, ja ja ja.

A veces colaboraba con el mercado, trabajaba y estudiaba al mismo tiempo, poco a poco me integre a hacer tortas que ya mis hermanos lo hacían, que bien se sentía ganarse su propio dinero.

Fuente

Esperaba el fin de semana el domingo para ver cuánto había ganado con las tortas, era donde me daba uno más que otro gusto.

Cuando me casé, no dejé de trabajar, ni que así me lo hubiese pedido, porque si dos trabajan, mejor para la economía del hogar, de no haber sido maestra, en alguna otra cosa hubiese trabajado, o en la misma casa, pero seguro que no me iba a quedar esperar el 15 y 30 de mi pareja.

Fuente

He visto que muchas mujeres esperan es eso de tener un esposo que las mantenga, es lo que yo les dirían ser atenidas, dependiente de su esposo. Y si éste algún día se va de la casa, se quedan con los hijos, una casa alquilada, como la pagan, no trabajan, entran en crisis o se buscan otro marido para que las siga manteniendo, es lo que yo les llamo ser ATENIDAS.

Fuente

Mientras estuve soltera y trabajando, hice cursos por muchas razones: para compartir con mis alumnos, para cuando tuviera mis hijos tener que ofrecerles, para tener un ingreso una ayuda extra económicamente como lo estoy haciendo ahora.

Estando con mi pareja, su deber era el de darnos a sus hijos y a mi, así yo trabajara, el me daba también, era uno de sus deberes, entre los dos llevábamos las riendas de nuestra casa. Cuando se hicieron las mejoras para la casa, estaba embarazada de mi segundo hijo, mi esposo trabaja por guardias fuera de la ciudad, pero yo no esperaba a que el llegara, para salir a comprar los materiales, llamaba a un vecino que tenía una camioneta, me llevaba a comprar y buscar las cosas para luego llevarla a los albañiles y fueran trabajando, que cuando llegaba mi esposo, ya se había adelantado algo, lo que si no hice nunca durante casada, fue la repostería por falta de tiempo, así de lleno no, las hacía esporádicas.

Cuando mi esposo le entro su locura de irse de la casa, tranquila, sé que de hambre no pasaríamos, tenía mi trabajo, mi emprendimiento estaba en reposo, ya era el tiempo de seguir yo en la lucha por mis hijos, demostrando así que no me iba a detener porque mi pareja se fue, o que me iba a sentar que viniera otro hombre o mantenernos, ya han pasado 10 años, desde que quedamos solos, si nos las hemos vistos apretados, como todos los que vivimos en Venezuela, las secuelas de este mal gobiernos, pero no les ha faltado a mis hijos principalmente sus alimentos.

Me he dedicado a muchas labores: la repostería y todo lo que la incluye, la fotografía desde sesiones, como en la comunidad (fotos carnet), fiestas, paquetes de promoción, manualidades en general, ahora están estas publicaciones.

Fuente

Antes las mujeres eran educadas, para el matrimonio, tener familia, se mantenían a lo que el esposo les daba, con eso se conformaban, quizás no había muchas oportunidades como ahora, que hay muchas para trabajar hacer algo, emprender por su cuenta, ya que no se consigue un empleo por la misma situación, entonces aprendan una labor, un pequeño oficio, que los haga sentir que valen, yo he visto de cuantas madres, que lavando y planchando, que era uno de los oficios más antiguos, con eso levantaban, educaban sus hijos.

Fuete

En la actualidad, los jóvenes desde 14 años son digamos flojos para hasta cooperar en las labores del hogar, pero aquí los culpables fueron los padres, que no les dieron obligaciones, pero si quieren que les den lo que quieren. Para quién es el daño para ellos, porque cuando los papas ya no les puedan complacer, vienen los pequeños delincuentes, las malas juntas, chicas que se embarazan porque creen que con eso resuelven, o se van con hombres para que las mantengan.

Fuente

Aún a la edad que tengo, mientras tenga salud que es lo que pido todos los días, seguiré emprendiendo e innovando, motivar e incentivar que otros lo hagan, que aprendan a defenderse y a no a depender de nadie.

Así estoy enseñando a mis hijos, que aprendan lo que puedan en la vida, que vean en mi un ejemplo, sus tíos, que todo lo que se aprende no es malo, puede servir más adelante, que hay que ser constante y perseverante, no dejarse vencer, que si no pudo un día, se podrá el otro.

Fuente

Yo me siento bien, satisfecha orgullosa de lo que hasta ahora he realizado, creo que aun puedo seguir aprendiendo y ¡Emprendiendo pero atenida, nunca!

Foto de mi propiedad.

Yo haciendo galletas en el fundo para mis sobrinos e hijos en la Semana Santa 2018.

fz6.png

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *